Análisis de la investigación en el diseño de acuerdo a Richard Buchanan

Edición:
Décima Novena Edición Agosto 2019
Actualizado: Wednesday, December 11, 2019 - 11:04
Addthis: 
Body: 

SECCIÓN: Reseña

Análisis de la investigación en el diseño de acuerdo a Richard Buchanan

Por Cynthia P. Villagómez Oviedo

Los puntos de vista del notable profesor de diseño y mercadotecnia Richard Buchanan serán considerados. Por lo que se establecerá un intercambio dialéctico entre el diseño de nuestros días y este teórico del diseño. Cabe destacar, que hoy por hoy Richard Buchanan ha sembrado nuevas aproximaciones al diseño en diversos ámbitos del mismo, ha sido el primero en hablar sobre el Cuarto orden del diseño, es conocido por extender la aplicación del diseño a nuevas áreas de la teoría, la práctica, la escritura, la forma de enseñar, así como la práctica de los conceptos y métodos del diseño interactivo, por mencionar algunos; es coautor de tres libros titulados: Discovering Design: Explorations in Design Studies (1995), The Designed World: Images, Objects, Environments (2010) y The Idea of Design: A Design Issues Reader (1995); autor de diversos artículos sobre teoría del diseño e investigación, tales como Wicked Problems in Design Thinking (1992), Declaration By Design: Rhetoric, Argument, and Demonstration in Design Practice (1985), Human Dignity and Human Rights: Thoughts on the Principles of Human-Centered Design (2001), Design Research and the New Learning 2001 (Academic W., 3er. Párr.), entre otros; además es un prolífico orador en distintas universidades y eventos.

El presente texto se abocará a explorar las ideas y conceptos vertidos por Richard Buchanan en su presentación en la conferencia Researching Design: Designing Research, llevada a cabo en el Consejo de Diseño de Londres en marzo de 1999 patrocinada por el propio consejo y la Facultad de Arte y Diseño de la Universidad de Brighton en Inglaterra (publicada en Design Issues, volumen 17, número 4, otoño 2001). La intención ha sido el hacer énfasis en las permanencias y anclar el pensamiento de Buchanan a la investigación del diseño de nuestros días, cuáles conceptos son vigentes, cuáles son sus ventajas, de qué adolece la investigación actual y cuáles serían los posibles nuevos abordajes de la teoría de la investigación del diseño de Richard Buchanan; en el entendido que es partiendo de ésta que es posible establecer dentro de la disciplina del diseño una visión que contribuya al desarrollo y enriquecimiento de la misma.

 

Investigación del diseño

Para partir en el camino de la realización de una investigación, además de un repaso sobre los hechos históricos (conocido en los trabajos de Tesis como marco referencial), es necesario se parta de la definición de conceptos (conocido como marco teórico), el concepto básico, en este caso, es definir el concepto de diseño, el cual a través del tiempo ha sufrido diferentes cambios y lo que es más, cada comunidad tiene una definición distinta, la definición de conceptos es clave para circunscribir la investigación dentro de un marco que ayude a clarificar el sentido del discurso dentro de la misma. Buchanan comenta que, “francamente, una de las grandes fortalezas del diseño es que no nos hemos estacionado en una sola definición. Los campos en los cuales una definición ha sido establecida, tienen la tendencia a ser letárgicos, estar muriendo o son campos muertos” (Ibídem, p.8). Por lo que Buchanan desde hace ya veinte años estaba consciente de que las fronteras entre los distintos campos del conocimiento humano se estarían diluyendo; actualmente las líneas que dividen las distintas áreas de estudio muestran un escenario con campos de estudio que se nutren y fusionan unos con otros, de tal manera que están surgiendo otros campos nuevos, por ejemplo, el diseño de la información, el diseño multimedia, en otras áreas, la mecatrónica, la biomecánica, el arte robótico, el software art, el bioarte, el A-life art, entre muchísimos otros casos. Sobre las definiciones Richard Buchanan afirma que,

…sirven a propósitos estratégicos y tácticos de la investigación, no resuelven las cosas de una vez y por todas, como muchos piensan debería de ser, en vez de eso permiten al investigador clarificar la dirección del trabajo e ir hacia delante. Hay muchas clases de definición, pero para los propósitos presentes será suficiente con identificar dos tipos: las descriptivas y las formales. Las descriptivas tienden a identificar una sola causa de un tema y apuntan hacia cómo esa causa puede ser explorada con mayor profundidad y detalle, permitiendo a un individuo a crear conexiones entre aspectos que algunas veces no son fácilmente conectables; es cuando Paul Rand dice que “El diseño es el principio creativo de todo arte”, él identifica la creatividad individual como parte importante e incluso esencial del diseño. La mayoría de las definiciones de diseño son descriptivas […] Las definiciones formales son diferentes, éstas identifican diferentes causas y las juntan en una formulación equilibrada, este tipo de definiciones son pocas en comparación de las descriptivas, estas definiciones no tienen la clara simplicidad y fuerza emocional de las descriptivas, ejemplo de ésta, es la que John Heskett hace del diseño industrial: “es un proceso de creación, invención y definición separada de los medios de producción, involucrando una síntesis eventual de contribuciones y frecuentes factores conflictivos en un concepto de formas tridimensionales, y su realidad material, capaz de reproducirse de forma múltiple por medios mecánicos”. (Ibídem, p.p.8-9, trad. a.).

Para Buchanan una definición sea formal o descriptiva, es como una hipótesis de investigación: reúne lo que será investigado y coloca la relación de las causas que se convertirán en los temas subsecuentes de investigación.

La siguiente es una definición formal de diseño de Richard Buchanan y que constituye una formulación equilibrada que expresa las relaciones funcionales de las muchas causas que abonan al diseño: “El diseño es el poder humano de concebir, planear y hacer productos que sirvan a los seres humanos en el cumplimiento de sus propósitos individuales y colectivos.” (Ibídem, p.9, trad. a.). La definición aclara es para quienes tienen un largo tiempo trabajando en diseño, porque provee un inicio para comprender la investigación en diseño. En relación a la creatividad, aclara, reside en los seres humanos como un talento natural que debe ser cultivado y desarrollado a través de la educación, “concebir, planear, hacer”. (Ibídem). En el cumplimiento de los propósitos individuales y colectivos está el pensamiento y la práctica del diseño, en el sentido de que el enfoque de la aplicación del diseño se encuentra en las actividades, necesidades y aspiraciones de los seres humanos. La definición del diseño dada por Buchanan sugiere que el diseño es un arte de la invención y la disposición, cuyo enfoque es universal, en el sentido de que puede aplicarse a la creación de cualquier producto hecho por el ser humano. (Ibídem).

“El diseño gráfico surge de la preocupación por los símbolos visuales, la comunicación de la información en palabras e imágenes […] ha evolucionado del diseño gráfico a la comunicación visual, al diseño de la comunicación”. (Ibídem, p.10). Es importante que los diseñadores sepan cómo crear símbolos visuales para comunicar y cómo construir artefactos físicos. (Ibídem, p.11). Por otra parte, el diseño industrial, también conocido como diseño de producto, surge de la preocupación por lo tangible, artefactos físicos, cosas materiales, en este sentido, símbolos y objetos es lo que Buchanan llama el primer y segundo orden del diseño, los otros dos órdenes son la acción y el ambiente. (Ibídem). Un nuevo dominio del pensamiento del diseño y nuevas direcciones de la práctica profesional emergen, llamamos a este dominio “diseño interactivo”, porque nos estamos enfocando en cómo los seres humanos se relacionan con otros seres humanos a través de la influencia mediadora de los productos, donde los productos son más que productos físicos, son también actividades o servicios, los cuales son integrados en un nuevo entendimiento de lo que un producto es o puede ser. (Ibídem). En este sentido resulta interesante la visión de Buchanan al respecto, la forma en como decanta los diferentes aspectos a considerar en el diseño, que a su vez constituyen nuevas dimensiones del mismo, hacen del pensamiento de este teórico invaluable para el diseño en la actualidad, ya que es bien sabido que para la comprensión de un campo de estudio es necesario dividir sus partes, definirlas y analizarlas por separado, aunque en la práctica, en este caso, del diseño, todos los factores aparezcan juntos e interactúen entre sí.

El centro de la investigación del diseño en Estados Unidos, así como en otras partes del mundo es “la idea o pensamiento que organiza un sistema o un ambiente”, como la interacción, un nuevo enfoque en el ambiente y los sistemas –donde la interacción toma lugar- y ha afectado de manera fuerte el pensamiento y la investigación del diseño. (Ibídem, p.12). En síntesis, los puntos clave del cambio en la concepción de los productos del diseño: el diseño gráfico se aboca a los símbolos, el diseño industrial a los objetos, el diseño interactivo a las acciones y el diseño ambiental a las ideas. Anteriormente los productos se entendían desde una perspectiva externa, es decir, el foco de atención estaba en la forma, la función, los materiales, la forma de producción y el uso de los productos. (Ibídem, p.12-13). Esta es la razón por la que la forma y la función aparecían en largas discusiones teóricas en el diseño gráfico e industrial, y por qué los materiales, las herramientas y las técnicas figuraron de manera prominente en las fases tempranas de la educación del diseño, como en los cursos preliminares o de los fundamentos en la Bauhaus y la Nueva Bauhaus, con la remoción de los símbolos visuales y los objetos como puntos de atención, los diseñadores y los teóricos del diseño intentaron entender los productos desde el interior –no físicamente dentro, pero sí dentro de la experiencia de los seres humanos que los hacen y los usan en ambientes sociales y culturales. Mientras que la forma y la función, materiales y medios de producción continúan siendo significativos, nosotros tenemos la oportunidad para un nuevo entendimiento a través de investigación que haga un producto útil, usable y deseable. (Ibídem, p.13).

A partir de lo anterior, Buchanan hace una reflexión interesante sobre la educación del diseño, que hay que decir, no llegó a la educación nacional, al menos no del todo. Al respecto comenta, que solo un momento es necesario para darse cuenta de que desde una perspectiva interior de la experiencia del ser humano los productos revelan muchas de sus nuevas características y propiedades, que son parte e inadecuadamente mal entendidas. Este cambio de perspectiva también tiene importantes consecuencias para la educación del diseño, Buchanan comenta que, se alejaron del curso de fundamentos y crearon nuevos cursos introductorios que cultivaban la nueva perspectiva entre los estudiantes,

Por ejemplo, la escuela de diseño que dirijo abandonó nuevo el curso de fundamentos hace poco más de diez años, a favor de, en el primer año impartir un curso centrado en la experiencia humana en el diseño. En vez de enseñar materiales, herramientas y técnicas de diseño como un tema principal, el nuevo curso se enfocó en proyectos y problemas que están situados entre la experiencia y la motivación de los estudiantes. Teniendo una razón para diseñar te da un enfoque y un propósito para el desarrollo del estudiante. Cuando el propósito existe, encontramos que entonces es más fácil introducir a materiales, herramientas y técnicas. El curso de primer en la Carnegie Mellon se fundamenta en un propósito retórico, mientras que el curso de fundamentos se fundamenta en la gramática del diseño. (Ibídem, p.13).

En el caso de algunas universidades en provincia la realidad apunta las más de las veces, que los contenidos de los cursos y la forma de enseñarlos dependen del profesor, a quien solo se le asigna el nombre de la materia, por tanto, el abordaje de esos aspectos están fuertemente influidos por la forma en que el propio profesor fue educado como diseñador, como resultado, las prácticas docentes datan de la época en que el profesor cursó sus estudios universitarios, muchos de los cuales egresaron veinte, treinta o cuarenta años atrás; es decir, en provincia hay pocas o nulas oportunidades de actualización docente, particularmente en las universidades privadas, ya que en las públicas los propios procesos de evaluación instan al profesor a que continúe preparándose y actualizándose.1

Por otra parte, la introducción en los talleres de diseño de la reflexión de lo que se hace, dónde se hace, para qué se hace y por qué, ha sido compleja, en los talleres lo usual es: se presenta el problema a resolver, por ejemplo, hacer un cartel para determinado evento, se boceta, se siguen observaciones del profesor y finalmente se presenta al grupo; a últimas fechas es que se ha tenido en cuenta la realización de una investigación previa, pero desafortunadamente no dentro de los talleres, hablando específicamente del caso en el Departamento de Diseño de la UG. Richard Buchanan comenta que, hay una brecha profunda e irreductible entre el entendimiento científico en el área de las ciencias sociales (necesarias para determinar las características de productos exitosos) y la labor de un diseñador.

Esto no significa que los diseñadores deban escapar a su responsabilidad de entender las contribuciones de las ciencias sociales a su trabajo. En lugar de eso, se enfoca en uno de los problemas de la investigación del diseño: cómo es que los diseñadores emplean conocimiento de las ciencias humanas para descubrir características específicas de los productos. En el pasado, había cierta confianza que la disciplina del marketing podía proveer el link de conectividad. Sin embargo, es cada vez más evidente que al marketing se le ha pedido una carga muy pesada en el proceso de desarrollo de un producto –carga más allá de los límites de la disciplina del marketing. Por esta razón, la relación del diseño y las ciencias humanas se ha convertido en un nuevo foco de la investigación y la exploración. (Ibídem, p.16).

Es tentador evaluar en la investigación del diseño por sus contribuciones a otros campos. En la investigación del diseño, sin embargo, El reto central es entender cómo los diseñadores se pueden mover en otros campos de trabajo productivo y luego regresar con resultados que pueden soportar problemas de la práctica del diseño. El conocimiento del diseño –considera Buchanan- yace a nuestro alcance, los principios y métodos del diseño dirigen productos de manera efectiva. La alternativa últimamente común entre algunos teóricos del diseño e investigadores es creer que el diseño debe ser reducido a una u otra disciplina, por ejemplo, a las ciencias cognitivas, la ingeniería, las artes visuales, la antropología, el marketing, etcétera (Ibídem, p.17). Un caso fue en el año 2000 en México con la presentación del libro de Román Esqueda “El juego del Diseño”, que muchos profesionales de la educación vieron las bondades de la aproximación de este autor en la solución de problemas de diseño desde la retórica, cuestión que dividió opiniones a favor y en contra, encontrando casos de profesores muy reacios a resolver problemas si no era desde la retórica, de actualmente no entenderse que la retórica es solo una forma de resolver problemas, hubiéramos entrado en la etapa del “Oscurantismo gráfico” y se hubieran visto todos los diseños como dijo el filósofo Thomas Kuhn, con los mismos lentes conceptuales, lo cual no hubiera sido nada bueno. Por el contrario, Buchanan no está proponiendo un solo método en específico, sino que sienta las bases con preceptos de lo que debe ser indisociable del diseño, que es distinto.

 

Bibliografía

Acha, J. (1988) Introducción a la teoría de los diseños (2ª. Ed.). México: Trillas, pp. 169.

Recursos electrónicos

Academic Wikipedia, https://en.wikipedia.org/wiki/Richard_Buchanan_(academic), Cnsulta: 7 de agosto de 2019.

Buchanan. Design Issues: volumen 17, número 4, otoño 2001. Disponible en:

https://www.mitpressjournals.org/doi/abs/10.1162/07479360152681056. Consulta: 2 de junio de 2019.

EDINBA, https://edinba.inba.gob.mx/index.php/escuela-diseno, consulta: 17 de mayo de 2019.

Revista DIS Universidad Iberoamericana, Departamento de Diseño, núm. 4, Diseño y Cultura. Artículo: Modelo de Investigación sobre, del, para y mediante el Diseño, autores: María Eugenia Rojas Morales, Ariel Méndez Brindis, Edward Bermúdez Macías, Fernando Rovalo López de Linares. http://dis-journal.ibero.mx/index.php/DISJournal

 

currículum sucinto

Cynthia P. Villagómez Oviedo (Nuevo Laredo, 1969) es Doctora en Artes Visuales e Intermedia por la Universidad Politécnica de Valencia, España, en 2016 ganó el “Premio Extraordinario de Tesis Doctorales” en la UPV por su trabajo de Tesis sobre Arte digital mexicano y sus procesos de producción. Es autora de cuatro libros sobre diseño, arte electrónico y procesos de creación, ha escrito una decena de capítulos de libro y diversos artículos en revistas nacionales e internacionales. Ha realizado estancias de investigación en España en la UPV y la Biblioteca Nacional de España, así como ha expuesto los resultados de su investigación en arte electrónico en eventos como International Symposium on Electronic Art, ISEA2017, en Manizales, Colombia; ISEA2018 en Durban, Sudáfrica; ISEA2019 en Gwanju, Corea del Sur, entre otros. Obtuvo el grado de Licenciada en Diseño Gráfico por la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes en la Ciudad de México, cuenta con un Master en Creatividad para el diseño por la misma institución. En los inicios de su carrera como diseñadora gráfica trabajó en agencias de diseño y por su cuenta para distintos clientes. Ha sido profesora desde 1993 en diferentes universidades privadas en la ciudad de Morelia, Michoacán y León, Guanajuato. En 2002 inicia su labor como Profesor Investigador de tiempo completo en la División de Artes de la Universidad de Guanajuato, donde conjunta su trabajo como docente en el Departamento de Diseño y el Posgrado en Artes, con las funciones de vinculación, extensión, tutoría e investigación. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores con el nivel I desde 2017 a la fecha.

 

Citas

1 La autora tiene 25 años como profesor en la Licenciatura en Diseño Gráfico, donde ha trabajado en distintas universidades, tales como, Universidad Iberoamericana Campus León, La Salle Morelia, Latina de América Morelia, Vasco de Quiroga en Morelia, los últimos 17 en la Universidad de Guanajuato.