La escultura y su materia

Edición:
Decima Primera Edición Diciembre 2011
Actualizado: Monday, August 25, 2014 - 09:38
Addthis: 
Body: 

 La escultura y su materia[1]

El presente trabajo analiza parte de la creación escultórica desarrollada en el Taller de Escultura del Departamento de Artes Visuales de la Universidad de Guanajuato. El proceso de elaboración de las esculturas contempla diversos aspectos, guiados principalmente por tres temáticas: el arte prehispánico mexicano, la geometría y la naturaleza. Para su elaboración se han empleado métodos de las artes visuales y la recuperación de técnicas de las artes aplicadas en los diferentes materiales utilizados en la escultura, particularmente aquellos que son permanentes como la piedra, la madera y el metal, así como la combinación de éstos.

 

Todas las obras se realizaron dentro de un proyecto de investigación en creación artística con apoyo del Programa del Mejoramiento del Profesorado PROMEP-SEP, con la participación de los alumnos Francisco Hernández Núñez y Fernando Agustín Rodríguez Maldonado de la Licenciatura en Artes Plásticas, apoyados con beca de investigación. Los resultados están dirigidos a estudiantes y egresados de licenciatura y profesores de artes plásticas y visuales, y a personas interesadas en los procesos escultóricos.

 

Escultura en piedra

El objetivo principal es experimentar diversos tipos y presentaciones pétreas con unas dimensiones aproximadas de noventa centímetros. En este proyecto se exploró las diversas cualidades de varios tipos de este elemento inorgánico: cantera gris, rosa y blanca, piedra negra y anaranjada. En la siguiente tabla se describen las cualidades plásticas de los materiales empleados.

 

Cualidades de varios tipos de piedra

Tipo de piedra

Características

Aplicaciones

Cantera gris

Textura fina y compactación

Formas delgadas y detalles

Cantera rosa

Textura fina y compactación

Formas lisas y detalles

Cantera blanca

Textura gruesa

Formas amplias

Piedra negra

Textura gruesa y varios tonos

Figuras planas sin detalle

Piedra anaranjada

Textura mediana y varios tonos

Figuras amplias y planas sin detalle

                       Tabla I. Cualidades plásticas de las piedras empleadas.

 

Los métodos utilizados se derivan de conceptos como ambigüedad y repetición, entre otros, cuyas características se traducen en la producción de formas plásticas. El término de ambigüedad designa, en general, la multiplicidad de interpretaciones de la que es susceptible un lenguaje. El artista puede construir su obra de manera que sea diversamente interpretada. La ambigüedad puede aparecer a partir de la propia obra realizada y estar relacionada con otra idea, es una y otra a la vez, por ello suscita la duda. En estas condiciones, la ambigüedad puede implicar una aceptación o un rechazo. También establece consenso de creadores con espectadores quienes eligen su propia interpretación. La figura 1 contiene en sí misma varios frentes, varias bases, y en consecuencia varias maneras de percibirse.

 

La repetición es un proceso que está precedido por el concepto de lo idéntico, de aquello que es exactamente igual. Al repetirse, el proceso puede generar un ritmo, el cual conduce a un desgaste, a la anulación, al vacío. Por ello, en la iteración se produce una pérdida de fuerza, por ejemplo, en una fotocopia sucesiva se pierde el texto pero aumenta lo gráfico, porque prevalecen las líneas y la imagen se transforma. Por la repetición se desplaza a otro lugar, que puede ser otro objeto, otra escultura. Así, toda repetición denota movimiento y detención a la vez, reproduce y anula porque después de la representación continua la imagen se diluye, una es la otra, la otra puede ser la primera. En la figura 2 las formas pétreas se reproducen así mismas sin ser exactamente iguales.

 

Técnicamente se utilizaron como procedimientos la talla directa y el corte para intervenir la piedra, respectivamente con herramientas manuales como cinceles y raspadores, y con apoyo de maquinaria como amoladoras, martillos eléctricos y rectificadores. La realización de las esculturas contempla el siguiente proceso:

1.     Selección de los materiales de acuerdo a sus propiedades: dureza, textura peso y color, considerando la forma que se va a realizar.

2.     Preparación de los materiales en el lugar de trabajo y elaboración de bocetos en papel y/o en barro para su visualización previa.

3.     Desbaste o corte de las principales masas con cincel puntero o máquina amoladora.

4.     Talla o corte de las formas:

a.     Con herramienta manual: Cinceles puntero, plano y gradina.

b.     Con máquinas: Cortes con disco de metal y pulido para piedra.

c.     Realización de texturas y acabados con abrasivos: escofinas y lijas.

5.     Presentación de la obra y elaboración de fichas técnicas para su posteriores exposiciones en espacios universitarios y museos del estado de Guanajuato.

 

En el aspecto temático, se estudió la estética de la escultura antigua en México, particularmente de la escultura, para lo cual se ha considerado imprescindible revisar principalmente publicaciones de autoridades en la materia como Beatriz de la Fuente, Silvia Trejo, Nelly Gutiérrez, Paul Gendrop o Paul Westheim. Para ejemplificar las formas plásticas elaboradas, se presentan seis ejemplos de ellas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fig. 1. Adial, talla en cantera gris, 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fig. 2. Doblada, talla en piedra negra, 2007.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fig. 3. Guijarro, talla en cantera gris, 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fig. 4. Ovoidal, talla en piedra blanca, 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Fig. 5. Sorla, talla en cantera rosa, 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fig. 6. Trila, talla en cantera rosa, 2007.

 

Escultura en madera

La creación de obras escultóricas en madera refleja las características naturales de suavidad, color y firmeza. Dichas obras tienen un formato mediano, esto es, entre 80 y 120 cm, en ellas se ha trabajado la talla, el corte y el ensamblado, usando herramientas manuales y máquinas industriales. En general, en el proceso de elaboración se requirieron tres etapas: a) Bocetación, b) Construcción, y c) Acabados. Particularmente, en la etapa de construcción, la técnica utilizada es el ensamble, y las referencias culturales fueron la naturaleza y la geometría, con el propósito de elaborar nuevas composiciones.

 

La presentación de la madera en el mercado determina su modo de empleo, dichas características se describen en la tabla II para su aplicación en obras escultóricas, considerando su proceso de elaboración, las herramientas utilizadas y los acabados que se buscan en ellas.

 

Madera empleada

Tipo

Presentación

Características

Aplicaciones

Cedro

Tabla

Veta cerrada rojiza

Formas planas y ortogonales

Pino

Lámina

Delgado y colores claros

Planos  para policromía

Pino

Gualdra

Volumétrico y colores claros

Figuras con relieve

                       Tabla II. Cualidades de la madera empleada.

 

Paralelamente, los métodos utilizados se derivan de las características de conceptos como intervalo y serie. El intervalo es una relación espacial y relaciona elementos plásticos en una configuración, estableciendo una relación de distancia, de frecuencia y de proximidad. Un intervalo podría repetirse, incluso con conformar una serie. En la escultura el intervalo es un espacio negativo, no matérico, que revela una estructura interna en una forma determinada. El intervalo genera simultáneamente una estructura y un vacío. La figura 9 muestra un ejemplo de su aplicación.

El método de serie refleja una disposición de objetos a partir de afinidades. Se trata de una sucesión de elementos ordenados mediante un criterio en particular, por ejemplo, puede ser geométrica, aritmética, proporcional, etc. Por lo tanto, la serie como procedimiento puede construirse a sí misma. No obstante, tiene una posibilidad de interrumpirse y continuar conservando su carácter serial, llegando a conformar ciclos. En la serie, los objetos que la conforman se encuentran conectados, y dicha conexión orienta su construcción. En la figura 11 se desarrolló el concepto de serie en madera.

A continuación se presentan seis ejemplos de obras realizadas en madera.

 

 

 

   

 

Fig. 7. Ortogonal, ensamble en madera, cedro, 2006.

 

 

 

Fig. 8. Integración, ensamble en madera, cedro, 2006.

 

 

 

 

Fig. 9. Expansión, ensamble en madera con metal, 2007.


 

 

Fig. 10. Levedad I, ensamble en madera, pino, 2007.

 

 

 

Fig. 11. Serie, talla en madera, pino, 2007.

 

 

Fig. 12. Concentración, talla en madera, pino, 2007.

 

 

Escultura en metal

 

Finalmente se comenta la obra escultórica elaborada en metal. Todas las piezas se realizaron en acero, cuyas presentaciones comerciales son de tramos de varios metros de longitud, de los cuales se extraen los trozos requeridos de acuerdo a los diseños previos, utilizando cortadoras de metal, para posteriormente unirlos con soldadora eléctrica de arco. Las etapas de realización son básicamente tres: a) Bocetación, b) Construcción, y c) Acabados.

 

En la bocetación inician las ideas sobre la unión de las formas y los temas. La tendencia compositiva de nuestras esculturas es hacia la geometría y su desestructuración, utilizando figuras geométricas elementales en yuxtaposición, y tomando como referencia temática la escultura prehispánica. Los métodos escultóricos utilizados son el constructivismo y el azar.

 

En el primer caso el método se realiza dentro de una experimentación constructivista guiada por una reflexión crítica a través de la cual se consideran los siguientes aspectos: a) Descripción de los elementos que participan en el proceso: temas, materiales y herramientas; b) Una relación sincrónica entre las características de los conceptos aplicados y las cualidades de la materia, es decir, el acero; c) Utilización del ensamble como procedimiento mecánico para la configuración; y, d) Aplicación de la sustracción como apoyo tecnológico retirando el material que no se ha incorporado. Un ejemplo de su aplicación es la obra de la figura 16.

 

El azar se ha utilizado en las artes como un método a través de una relación no previsible de sus elementos y, fue promovido principalmente desde el surrealismo por medio del objetualismo delobjet trouvé, esto es, con diversos materiales encontrados. En este sentido, se establece una relación casual entre los materiales y la vida diaria con la intención de construir nuevos significados desde esa cotidianidad, tratando de evitar que la lógica lleve todo el control del proceso. Además del uso de la aleatoriedad en el plano individual, el azar participa de un modo fortuito como interferencia entre las acciones en colectivos de diferentes creadores, en los cuales con frecuencia existen entre ellos aspectos afines. La figura 14 ejemplifica una de sus aplicaciones.

 

Así, la construcción de las piezas vincula el material, en este caso el acero, con los conceptos aplicados, y las máquinas y herramientas empleadas, además de la sensibilidad del creador, aspectos todos imprescindibles para la creación artística.

En los acabados se utilizaron pinturas de calidad aplicadas con aire a presión, y en algunas piezas se dejó que la acción corrosiva de la humedad afectara el metal obteniendo un color rojizo característico. Las piezas tienen unas dimensiones entre 80 y 170 cm. A continuación se presentan seis ejemplos de las obras.

 

 

Fig. 13. Esfera, acero con cantera gris, 2006.

 

 

 

Fig. 14. Sistema, soldadura en acero, 2006.

 

Fig. 15. Crecimiento, soldadura en acero, 2007.

 

 

Fig. 16. Estructura, soldadura en acero, en color, 2006.


  

Fig. 17. Composición, soldadura en acero en color, 2006.

 


  

Fig. 18. Acumulación, soldadura en acero, 2007.

 

Conclusiones

La experiencia estética de la creación escultórica contempla la diferenciación conceptual y la articulación de los elementos configurativos. El propósito principal es contribuir al desarrollo de la creación artística para incrementar su efectividad creativa, en el sentido de que el investigador visual pueda ampliar sus capacidades creadoras y expresivas, porque al mismo tiempo que practica el área artística elegida elabora los conocimientos específicos de su campo de estudios, puesto que el investigador convierte en conocimiento sus prácticas plásticas.

 

 

[1]Dr. Pedro del Villar Quiñones. Universidad de Guanajuato.