Descubriendo tu genio creativo

Edición:
Primera edicion de Interiorgrafico
Actualizado: Tuesday, April 1, 2014 - 10:49
Addthis: 
Body: 

 

 

Traducción: M.C.D. Cynthia P. Villagómez Oviedo

Aparte de desempeñarse como profesor de diseño en la Universidad de Kean en Union, Nueva Jersey, EE.UU. y como director creativo de IdeaWorks, Robin Landa es consultor creativo de importantes compañías y autor de cinco libros sobre arte y diseño. Su obra, leída con asiduidad a lo largo de su país, le hizo acreedor al Premio de Autores de Nueva Jersey y también al Premio Presidencial de la Universidad de Kean.

Un buen diseño requiere algo más que inspiración divina. La verdadera creatividad necesita del ejercicio constante. Si incorporas los siguientes seis principios creativos y los ocho ejercicios para la creatividad, podrás producir diseños inteligentes e innovadores.

Sólo hay dos tipos de diseños: los bonitos y los inteligentes. El diseñador que opta por el camino del diseño bonito dice: «voy a hacer que esto luzca bonito», punto.

El diseñador que gusta de probar, investigar y experimentar, toma el camino inteligente y dice: «déjame pensar acerca de este problema, encontrar un concepto, considerar los factores estéticos y expresarlo visualmente».

El camino inteligente es el más difícil de los dos. Tienes que esforzarte, idear, repensar, «incubar» la idea, interpretar, explorar. Deberás tratar diferentes acercamientos creativos y probablemente fallar. Pero cuando termines, tendrás una solución inteligente de diseño. Además, cuando tomes el camino inteligente, estarás pensando creativamente.

Pensar creativamente requiere tres habilidades clave:
1. Problema-solución: formulación de conceptos y soluciones.
2. Imaginación: detectar las posibilidades en cualquier problema que se presente.
3. Visualización: representar conceptos en forma visual.

Los diseñadores experimentados saben cómo enfrentarse a un problema-solución y visualizarlo. Los diseñadores extraordinarios, incluso, saben cómo llegar a su energía creativa y cómo activarla. Abordan creativamente los problemas de diseño; piensan de un modo especial.

Tú también puedes activar tu energía creativa. Puedes aprender ese modo especial de pensar siguiendo el camino creativo. Una vez que veas cómo funciona el método creativo, podrás resolver de manera similar y exitosa cualquier problema de diseño.


Los primeros pasos hacia la creatividad expanden tu visión y abren los ojos de tu mente; condimentan las cosas, son inteligentes y relevantes. Estos pasos cambiarán para siempre tu forma de ejercer el diseño, activando tu creatividad como ningún otro método que hayas seguido antes para diseñar.

Estirando tus músculos creativos
Los siguientes pasos hacia la creatividad y nuevas ideas demuestran un modo de explorar y de pensar. Cada uno puede no ser el más adecuado para todos los problemas de diseño o puede no encajar en un problema particular. Estos métodos creativos tratan de permanecer abiertos a nuevas ideas, trasladando pensamientos a imágenes, tomando cosas disparatadas para integrarlas a mensajes coherentes, convirtiendo la comunicación ordinaria en diseños memorables.

Escalar / cortar
Normalmente esperamos que los objetos sean de ciertos tamaños. Por ejemplo, todos sabemos que una manzana es bastante más chica que un planeta. Cuando un diseñador juega con las relaciones de tamaño, la irracionalidad y la improbabilidad de la imagen alterada chocan contra nuestra percepción. Cuando cortamos cosas para que se vean más cercanas a nosotros, un sentido de intimidad con el objeto se establece.

Manipulación de la imagen
Un cambio o distorsión en la apariencia puede interrumpir o divertir al observador. Ya sea que el diseñador alargue, adelgace, agrande o raye una fotografía, objeto o ilustración, así cambia el estado original. Esto nos permite percibir al objeto desde una nueva perspectiva, que comunica un nuevo significado.

Yuxtaposición
El paso final de cualquier proyecto de diseño es producirlo. Los diseñadores tienen conocimiento acerca de formatos, materiales (papel y tintas), así como del proceso de impresión, encuadernación y pegado. El proceso físico de consumar el arte o la selección de una impresión elaborada, genera las últimas impresiones de un diseño. Es común que siempre pensemos en soluciones creativas sólo a nivel gráfico, más que en soluciones creativas en la forma de impresión o en los formatos establecidos para determinados productos de diseño. Concretamente, la opción de los formatos o tamaños puede reinventar un estilo, originar una manera novedosa de presentar lo diseñado.

Realizar préstamos del lenguaje
¿Quién dijo que el lenguaje tenía que ser verbal o escrito? Los diseñadores pueden visualizar metáforas, personificaciones, onomatopeyas, símiles, juegos de palabras y pleonasmos. Podemos emplear una cosa para designar algo más. Los gráficos y las imágenes pueden tener doble significado, ser connotativas o simbólicas, o más de un solo efecto; podemos efectuar comparaciones visuales; podemos diseñar tipografía para que remita a un sonido.

Ejercitando tu energía creativa
Usa cualquiera de estos ejercicios para todo tipo de proyectos —logotipos, cubiertas de libros, carteles, folletos— tanto como el ejercicio te resulte apropiado y te ayude para expresar tu concepto de diseño. O diviértete llevándolos a cabo como un mero ejercicio visual. Cada ejercicio tiene dos elementos que te ayudarán: «El punto expresar tu concepto de diseño. O diviértete llevándolos a cabo como un mero ejercicio visual. Cada ejercicio tiene dos elementos que te ayudarán: «El punto de este ejercicio es…», y los ejemplos, que clarifican la meta a alcanzar. Permite que estos ejercicios te inspiren para intentar otras cosas. Son tuyos ahora, puedes aplicarlos como mejor juzgues conveniente.



1. Diseña un sonido: Crea la ilusión de sonido con una palabra, composición o gráfico. El punto del ejercicio es demostrar que el arte visual puede llamar a los otros sentidos. Ejemplos: • Escoge una palabra onomatopéyica, como «miau», «glu glu», «tic-tac». Diseña de manera que ilustre la acción a la que remite. • Toma un gráfico y, visualmente, crea la ilusión de que de él emana sonido.

2. Corta un gráfico: Escoge un tema. Encuentra o crea cuatro imágenes que remitan a dicho tema; córtalas, para que la interpretación sea más abstracta. El punto de este ejercicio es crear agradables y frescos rompecabezas visuales. Ejemplos: • Encuentra fotografías de muebles. Córtalos de manera que sólo veamos parte de los muebles, como patas de mesas o respaldo de sillas y únelos. • Corta fotografías de reptiles, animales o insectos, de tal manera que al observador no le sea posible reconocerlos por su piel o color y únelos.

3. Cambia el tamaño: Toma una imagen de un objeto que sea pesado y hazlo ver ligero, o viceversa. El punto en este ejercicio es introducir un elemento sorpresa en tu repertorio de diseño. Ejemplos: • Coloca una caja fuerte flotando en el aire. • Haz que un ratón parezca más pesado que un caballo.

4. Construye una sustitución: Toma la imagen de un objeto y sustituye alguna de sus partes por otra cosa. La sustitución deberá contener transiciones o bordes suaves. El resultado nos hará mirar dos veces el objeto o imagen, saber si hemos observado correctamente. El punto de este ejercicio es crear imágenes que sorprendan al observador y cambien una idea o un mensaje. Ejemplos: • Sustituye en una fotografía los ojos de una persona por los de un animal e intégralos, para crear la ilusión de que pertenecen a la imagen. • Sustituye los pétalos de una rosa por navajas de un cutter.

5. Altera: Emplea cinco copias del mismo objeto o imagen —un guante de plástico, una pelota—. Conserva una copia y altera las cuatro restantes de diferentes maneras. Las alteraciones no deberán destruir totalmente la identidad visual de la imagen original, de tal manera que nos sea todavía posible reconocerla, comprimirla, multiplicarla, cortarla, estirarla, ondularla, distorsionarla, inclinarla, reacomodarla, cambiar su color. El punto de este ejercicio es encontrar maneras de variar el significado de un gráfico a través de la mutación. Adquirirás así un amplio rango de maneras para comunicar diferentes ideas o sentimientos. Ejemplos: • Haz diferentes copias de una fotografía. Corta una de ellas y acomódala sobre un layout o una cuadrícula, separando sus partes. Arruga una, distorsiona otra en la fotocopiadora, corta una más por la mitad y desfasa las dos partes. • Compra seis calcetines. Cose uno hasta cerrarlo, haz tiras de otro, rellena uno más, tiñe al que sigue, estrecha otro, encoge el siguiente, pierde uno en la secadora (broma).

6. Fabrica: Combina objetos que encuentres para expresar un tema como vida y muerte. El punto de este ejercicio es darse cuenta de los muchos caminos que existen para la creación visual. Ejemplos: • Encuentra diferentes materiales impresos, como papel de envoltura o páginas de periódico o revistas, y crea un collage que se refiera al nacimiento. • Ve a un lugar donde puedas conseguir «fierros viejos» o a un mercado de cosas de segunda mano y adquiere diferentes objetos relacionados con un mismo asunto. Combínalos en una ilustración 3D o fotografíalos.

7. Haz una comparación visual: Compara cosas opuestas y colócalas lado a lado, como un desierto y un lago. O compara cosas similares, como terciopelo y piel. El punto de este ejercicio es re-examinar el valor visual de la comparación. Ejemplos: • Compara varios close-up de fotografías de texturas como el lino y la lana de oveja. • Compara la arquitectura victoriana con una iglesia barroca.
8. Crea una metáfora visual o una analogía: Piensa en algún producto de uno de tus clientes. Emplea una metáfora o una analogía en vez de la imagen del producto. El punto de este ejercicio es seducir al observador del mensaje, no golpearlo visualmente con una fotografía descriptiva del producto que el cliente quiere vender. Ejemplos: • Para mostrar que no todas las personas pueden ser nutridas de la misma manera, realiza una analogía visual del cuidado de diferentes plantas. • Para mostrar algunas cualidades de ciertos materiales, usa un cactus como metáfora de algo áspero o difícil.



CONCLUSIÓN
Todos sabemos que presentar las cosas estéticamente agradables ocupa buena parte de la labor del diseñador. Esto es lo que diferencia al diseñador del no-diseñador, quien simplemente tiene acceso al clip art (archivo visual de gráficos a la carta) y al software de diseño. Pero, aparte de hacer que las cosas se vean bien, hay mucho más acerca del diseño. «Embellecer algo» no es la parte más importante del diseño gráfico; pensar creativamente sí lo es.

SÍNTESIS
Explorando la creatividad ¿Qué es la creatividad? • Una mezcla de algo • Traer dos cosas viejas y unirlas para hacer algo nuevo • Hacernos ver algo de diferente manera • Yuxtaponer elementos no similares • Añadir connotaciones • Realizar préstamos de otras áreas como la música o el lenguaje • Sustituir una cosa por otra.

¿Qué mantiene activa la chispa de la creatividad?
• Reconoce la validez y utilidad de la experimentación y los «accidentes felices» • Ve a una zona confortable y ambiéntala para que te inspire • Usa la investigación • Presta atención a tu entorno, desde las chimeneas en las casas hasta la música relajante, desde las conchas de mar hasta la herrería de un edificio.