Prolegómenos a la creatividad de Abraham H. Maslow

Edición:
Sexta Edición Noviembre 2008
Actualizado: Sunday, July 26, 2015 - 20:17
Addthis: 
Body: 

{mos_fb_discuss:18}

Localicé los puntos de vista del influyente psicólogo del siglo XX Abraham H. Maslow relacionadas a la creatividad, debido a que parte de sus textos los había usado como referencia para alumnos de la asignatura en diseño gráfico, que estudiaban la Licenciatura en Mercadotecnia en la Universidad Iberoamericana campus León, en Guanajuato, México, en esa ocasión sólo estudiamos de Maslow su jerarquía de necesidades; sin embargo, no fue sino hasta hace unos cuantos meses que leyendo a otro autor de creatividad (Mihalyi), en la solapa del libro en cuestión, hallé esta valiosa referencia que del trabajo de creatividad Maslow realizó entre las décadas de los cincuenta y sesenta hasta su muerte en 1970, cuando su viuda edita la obra póstuma del psicólogo: “La personalidad creadora”.

Abraham H. Maslow, creador de la psicología humanista, es importante para el estudio de la creatividad, porque para él es uno de los estados más altos a los que puede llegar el ser humano. En 1954 identificó una jerarquía de necesidades que conducen el comportamiento humano, estas van en orden creciente, es decir, cuando una persona ha cubierto las primeras necesidades, entonces puede pasar a la siguiente fase y así sucesivamente, incluso estas fases son estudiadas por mercadólogos (En relación a la jerarquía de necesidades de Maslow “…si conocen bien los motivos del público, los profesionales del marketing estarán mejor preparados para diseñar tiendas y productos atractivos…”1). El ideal de Maslow es que la persona alcance la última de estas fases, lo que él llama la persona “autorrealizada”, que según estimaciones éste es un logro alcanzado tan sólo por el 1% de la población2.

En orden ascendente, estas necesidades son3:

1. Fisiológicas: aire, alimento, bebida y descanso para lograr un equilibrio corporal.

2. De seguridad: estabilidad y protección contra el temor, la ansiedad y el caos, que se logra con la ayuda de una estructura constituida por leyes y limitaciones.

3. Pertenencia y amor: afecto e intimidad que debe proporcionar la familia, los amigos y la persona amada.

4. Necesidades de estimación: Realización, fuerza, competencia, reputación, categoría o prestigio.

5. Necesidad de autorrealización: expresarse, realizar las potencialidades, llegar a ser lo que se es capaz de ser.

6. Necesidades cognoscitivas: de saber y entender, curiosidad, necesidad de esclarecer lo misterioso, de averiguar lo desconocido.

7. Necesidades estéticas: de simetría, orden, método y estructura.

Para Maslow una persona autorrealizada debe tener las siguientes características: “percepción de la realidad, aceptación de sí mismo, de los demás y de la naturaleza; espontaneidad; habilidad para resolver problemas; auto-dirección; despreocupación y deseo de intimidad; lucidez para la apreciación y riqueza de reacciones emocionales; frecuencia de experiencias culminantes; identificación con otros seres humanos; relaciones satisfactorias y variadas con otras personas; una estructura de carácter democrático; creatividad y un sentido de los valores”4. Cabe mencionar que como se puede apreciar, nadie puede estar completamente autorrealizado, sin embargo, si una persona se desarrolla de manera sana, poco a poco estará avanzando a niveles más altos en esta escala, según Maslow.

Con respecto a lo anterior el autor escribió:

Tengo la impresión de que el concepto de creatividad y el de persona sana, auto-realizadora y plenamente humana están cada vez más cerca del otro y quizá resulten ser lo mismo”5.

De sus ideas vinculadas a la creatividad destacan las siguientes: sus consideraciones sobre la educación artística, no tanto para producir artistas u objetos de arte, sino también para obtener personas mejores, plenamente humanas que avancen hacia la actualización de sus potencialidades. La educación artística es tan importante para Maslow, que considera que entendida con claridad puede convertirse en el paradigma para toda la educación; actualmente esta percepción la comparten diversas corrientes pedagógicas, como la educación Waldorf que inicia en Alemania con Rudolf Steiner hace más de cincuenta años, dicha pedagogía considera que es a través del estudio de las artes (teatro, danza, música, pintura) en las primeras etapas de la educación, que el niño comprenderá mejor otras asignaturas como matemáticas, física o química, es decir, el desarrollo de las capacidades en el ámbito artístico potencia el aprendizaje en otras áreas. Maslow intuía la importancia de la educación artística y comenta: “Entonces tal vez un día enseñemos aritmética, lectura y escritura según este paradigma.”6

En relación a la educación, acota lo siguiente: “¿Qué sentido tiene enseñar hechos, si en un malhadado instante ya son viejos? ¿Qué sentido tiene enseñar técnicas, si en seguida caen en desuso?”7, es decir, nunca como ahora la educación tiene que enfocarse a la enseñanza no sólo de habilidades, sino a la enseñanza de personas capaces de adaptarse rápidamente a los cambios, que sean capaces de improvisar, de afrontar con seguridad situaciones inesperadas y que además disfruten este proceso. Y considera que las sociedades que puedan formar personas con esas características sobrevivirán y las que no puedan perecerán.

Así tenemos que el autor distingue entre la creatividad primaria y la creatividad secundaria. La primaria alude a la fase de inspiración de la creatividad, que se separa del proceso de elaboración y desarrollo de la inspiración, la fase secundaria se basa en el trabajo arduo que conlleva —en el caso de la disciplina artística—, aprender los recursos de las artes, sus medios y materiales, para poder estar listo para la plena expresión, esta segunda fase puede llevar media vida, y tiene mucho que ver con la disciplina y auto-imposición de horarios de trabajo casi monásticos, para que las ideas fructifiquen. A este respecto el autor menciona: “Las inspiraciones abundan. La diferencia entre la inspiración y el producto acabado, por ejemplo, Guerra y paz de Tolstoi, reside en una enorme dosis de trabajo, disciplina, preparación, prácticas y ensayos, en desechar primeros borradores, etc. Las virtudes que acompañan la creatividad secundaria, la que tiene por resultado los productos reales, los grandes cuadros, las grandes novelas, los puentes, los inventos, etc., se apoyan tanto en otras virtudes —obstinación, paciencia, laboriosidad, etc.— como en la creatividad de la personalidad.”8

Identifica el “fluir” como una característica de la primera fase de la creación —aunque no sea ese nombre el que le da a tal proceso—, percibe que la persona se pierde en su proyecto o actividad que está realizando, es la percepción de que el tiempo se detiene y dentro del trabajo la atemporalidad se siente; esta capacidad de detenerse en el presente, parece es una condición de la creatividad. Es esta característica que Maslow define como principal de la “experiencia cumbre” la que precisamente se experimenta como fascinación total en el proyecto que se esté realizando, es decir, es también la concentración o absorción en cualquier cosa lo suficientemente interesante para retener completamente la atención, algunas personas viven esta experiencia cumbre al viajar, al escribir, al leer, al mantener conversaciones con personas interesantes, al pintar, al filmar, editar, hacer deporte, es decir, realizar cualquier actividad que represente un reto y crecimiento posterior para la mente, por lo que actividades como ver la televisión, tener conversaciones superfluas, entre otras, que no representan cierta complejidad mental para quienes las llevan a cabo, no están dentro de las que se puede tener “experiencias cumbre”.

Algunas características de estas experiencias cumbre, son también condiciones para la creatividad, a saber:

a) Renunciar al pasado. Renunciar a experiencias del pasado para resolver un problema del presente; lo contrario es cuando vemos en qué sentido el problema del presente se asemeja a otro del pasado, pero no funciona cuando el asunto difiere mucho del pasado. Renunciar a las experiencias pasadas es el mejor modo de resolver un problema actual, sino se cae en una tarea similar a la de un archivador, en vez de en una persona creativa.

b) Renunciar al futuro. Muchas veces se está realizando algo con la atención puesta en el futuro —en la recompensa que podemos obtener de realizar de algo—, y no por el disfrute que produce la realización de ese algo en el presente. La experiencia cumbre necesita de olvidar el futuro.

c) Inocencia. Todos podemos ser más inocentes si nos concentramos en el aquí y ahora; muchas veces se atribuye esta característica a personas altamente creativas, aplicarlo es un aspecto muy positivo, porque abordas un problema sin prejuicios, con una mente libre de modas, tendencias, dogmas, etcétera.

d) Varios factores psicológicos. Reducción de la conciencia.- Se está menos disperso, nos liberamos de los otros, por lo que somos más nosotros mismos; para el autor esto significa quitarse las máscaras, renunciar en nuestros esfuerzos por influir, impresionar, complacer, ser adorables, ganar aprobación. Pérdida del ego.- Es el olvido de la autoconciencia, estamos tan absortos en lo que se hace, que se está menos propenso a la auto-observación, se diluye la actitud crítica; esto significa que, criticamos, corregimos, evaluamos, seleccionamos, rechazamos, juzgamos, dividimos y analizamos menos la experiencia. Durante la “experiencia cumbre” también hay una fuerza inhibitoria de la conciencia, a veces, el escenario de dudas, conflictos, miedos, etcétera, perjudica el pleno funcionamiento de la creatividad o inhibe la espontaneidad y expresividad. Así que en esta condición de creación los miedos y ansiedades desaparecen; hay disminución de las defensas e inhibiciones, las cuales tienden a desaparecer, así como nuestras cautelas, defensas y controles. Hay un olvido de sí y de los otros en el aquí y ahora. Somos más positivos, no nos bloqueamos ante el proyecto.

e) Fortaleza y coraje. Ambas son características de la persona creativa, para crear se requiere de una buena dosis de obstinación, independencia, autosuficiencia, una especie de arrogancia. El miedo y la debilidad hacen menos probable la creatividad.

f) Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse. Todo lo anterior implica confianza en sí mismo y en el mundo, hay una renuncia a la tensión, esfuerzo y control a favor del reposo, la confianza y dejar que las cosas sucedan.

g) Integración. La creatividad es una cualidad total de toda persona.

h) Máxima espontaneidad. Si hay concentración total, entonces es más fácil ser espontáneos y funcionar al máximo.

i) Máxima expresividad. Es la expresión sincera y funcionamiento libre.

j) Fusión de la persona con el mundo. Es un hecho observable en la creatividad, la fusión de la persona con su entorno (hecho que explora más el psicólogo Csikszentmihalyi). Sirva aquí una frase de Hokusai para entender el punto: “Si quieres dibujar un pájaro debes convertirte en pájaro”.9

 

Finalmente la visión holística de Abraham Maslow, en relación a la creatividad desprende muchas reflexiones sobre el tema; como que sabe que hay una relación muy estrecha entre la salud psiquiátrica y psicológica, así que menciona semejanzas entre la salud psicológica descrita por otros autores y la creatividad10. Describe a la persona creativa como una clase especial de ser humano, en lugar de ser un ser humano común y corriente.

Maslow entiende que la creatividad y lo que la propicia son condiciones multifactoriales, que pueden llegar a cientos y casi literalmente miles; es decir, quien piense que con un curso académico sobre creatividad, o que con algunos trucos para ser más creativo, llegará a serlo incurre en un error. Según el autor lo que realmente puede contribuir a ser más creativo es el tipo de educación que se recibe, eso es lo que verdaderamente podrá hacer cambios radicales para crear un mejor tipo de persona, coadyuvar a su crecimiento, que sea más sabia y perceptiva; una persona que, por cierto, podría ser más creativa en todas las circunstancias de la vida.
 

 

ÍNDICE DE CITAS:

1 Stanton, William, varios. Fundamentos de marketing, México-McGraw Hill-2000, undécima edición, p.131.

2Thomas, R. Comparing theories of child development. Belmont, Calif.-Wadsworth,-1979. Cita original en: Papalia, Diane. Psicología del desarrollo, de la infancia a la adolescencia, México-McGraw Hill-1988, 2a edición, p.p. 38.

3Basado en: Papalia, Diane. Psicología del desarrollo, de la infancia a la adolescencia, México-McGraw Hill-1988, 2a edición, p.p. 38. Y Sarnoff, Mednick, varios. Sicología: Exploración en el campo de la conducta y la experiencia, Mexico-Editorial Diana-1981, 1ª edición en español, p.p. 114.

4Maslow, Abraham, Toward a psychology of being. Princeton, N.J.-Van Nostrand-1968.

5 Maslow, Abraham, La personalidad creadora, Barcelona-Kairos-2005, 8va edición, p.p. 83.

6 Ibid., p.p.83.

7 Ibid., p.p.84.

8 Ibid., p.p.86.

9 Ibid., p.p98.

10Rogers, “La persona en pleno funcionamiento”; Jung, “La persona individualizada”; Fromm, “La persona autónoma”.