Decima Segunda Edición Septiembre 2012

Reseña Académica El pasado 13 de noviembre a las 12:30 horas en el Auditorio General del conocido como Edificio Central, la Universidad de Guanajuato entregó el Doctorado Honoris Causa a Edgar Morin, mismo que se suma a más de treinta distinciones del mismo tipo por toda el orbe; Morin a sus 91 años de edad, conmovió a la audiencia, al mismo tiempo que hizo reflexionar sobre la urgencia de retomar el humanismo como corriente del pensamiento capaz de salvar a la humanidad de todos los peligros a los que se haya actualmente expuesta. En su discurso, Edgar Morin agradeció a su esposa de quien dijo “…es mi primavera en mi otoño…” también comentó que la ciudad de Guanajuato, la distinción, la universidad y todo el contexto de su visita eran una sinfonía para su corazón. Dicha distinción es otorgada por la Universidad de Guanajuato a figuras destacadas que como Morin, han hecho grandes contribuciones a la sociedad a través de su investigación, que al mismo tiempo cuentan con una gran trayectoria académica; Morin tiene más de cincuenta libros publicados y su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas; es de destacar que las teorías sociológicas creadas por Morin han encontrado gran eco en los sistemas educativos latinoamericanos, una de sus frases más célebres: “La idea de verdad es la mayor fuente de error que se pueda prever; el error fundamental consiste en apropiarse el monopolio de la verdad”. El Dr. Morin también obtuvo el Premio Internacional “Eulalio Ferrer” 2012. El jurado de este premio estuvo integrado por representantes de la Universidad de Guanajuato, de la Universidad Autónoma de Madrid, de la Universidad de Cantabria y de la Universidad Nacional Autónoma de México. Un Humanismo Planetario para Nuestro Siglo El brillante filósofo francés ofreció, posterior a la ceremonia extraordinaria del Consejo General en la cual se le otorgó dicho reconocimiento, la conferencia “Un Humanismo Planetario para Nuestro Siglo”, en ella abordó diversos aspectos de interés, tales como las características del Homo sapiens, indicando que tiene desarrollo de la razón, de las técnicas, pero también de la posibilidad de la locura, de la ira, la cólera y la excitación; la razón y la pasión como binomio que conforma al ser humano, mismo que evidencia su complejidad y muestra su bipolaridad, traducido a las cosas obligatorias que se llevan a cabo para sobrevivir y aquello que nutre las necesidades emocionales; Morin destaca que los economistas no ven esta parte de la realidad humana: la necesidad de amor. El Humanismo se enfoca a poder desarrollar los valores positivos del ser humano, a saber: el altruismo, la solidaridad, el sentido de comunidad, la comprensión, el amor; superar desprecios y egocentrismos es labor del Humanismo; el filósofo francés destacó que nunca se podrán eliminar la mitología, la creación de dioses, porque éstos nos piden el balance entre la pasión y la razón. El objetivo será entonces, vivir la poesía de la vida, suplir la alienación actual por la cualidad poética en la misma. Morin comentó que nunca como ahora habíamos tenido tanta información de los humanos y sabido tampoco del ser humano, considera se olvidó la unión de la naturaleza, del universo con el ser humano, y eso ha favorecido la aparición de los peligros actuales: la destrucción de la biósfera, las armas nucleares, los fanatismos religiosos, lo que urge e insta a la necesidad de la regeneración del humanismo. Finalmente enfatizó que el Humanismo salvaguardará el destino humano de todas estas catástrofes. La conferencia concluyó con una audiencia ansiosa por escuchar más al Doctor Morin, quien dio muestra de sus vastos conocimientos a través del vehemente discurso, que no obstante su edad brindó a todos los asistentes a tan importante evento.  

Pages